Qué es un ERTE y por qué lo hacen la empresas

Para entender mejor qué es un ERTE debemos situarnos en el contexto adecuado. En el entorno de la economí­a existe un concepto llamado Ciclo económico. Este ciclo representa un espacio de tiempo en el que la economía se encuentra en un mal momento y poco crecimiento, después de unos meses, se produce un aumento en el volumen de negocio hasta niveles de pleno rendimiento. En algún momento por causas inesperadas la economí­a se desacelera, el comercio desciende hasta niveles que provocan incertidumbre. A esta subida y bajada se llama Ciclo económico, que comienza o termina con una crisis económica y bursátil.

Durante este periodo de incertidumbre, la actividad en las empresas suele descender dramáticamente y se ven obligadas a reajustar las plantillas de trabajadores rápidamente. Una de las figuras legales a las que pueden acogerse las empresas es mediante un ERE o un ERTE.

 

imagen erte
Un ERTE viene influenciado por el ciclo económico o cirucunstancia excepcional.

¿En qué consiste el ERTE?

El Expediente de Regulación de Empleo, es una reducción temporal de la plantilla o bien una reducción de la jornada laboral mientras persiste la circunstancia que lo ha provocado. En empresas de 100 o menos empleados, deberán aplicarse al menos a 10 trabajadores. La duración del Expediente de Regulación de Empleo no tiene plazos establecidos para la reincorporación.

¿Cuándo se aplica un ERTE?

Un ERTE es una medida a la que puede acogerese una empresa cuando pasa por alguna de estas circunstancias:

  • Circunstancia técnica: como una reorganización interna
  • Causa económica: como falta de liquidez
  • Organizativa: un traslado de instalaciónes
  • De producción: un descenso en los pedidos
  • Por fuerza mayor: como el coronavirus.

La empresa debe exponer el ERTE y negociarlo con la plantilla por un periodo de 15 días normalmente y 5 en situaciones extraordinarias como la actual crisis de coronavirus. Será supervisado por la Inspección de Trabajo antes de llevarlo a cabo. En caso de acuerdo los trabajadores asumen el ERTE sin más, sin el acuerdo la empresa lo llevará a cabo y los trabajadores si lo consideran, ejercerán su derecho a impugnar o intentar rescindir el contrato con indemnización por despido improcedente.

En caso de ERTE por fuerza mayor la empresa no necesita realizar la negociación, solo debe quedar constatada la causa para la autoridad laboral.

¿Quién paga a los trabajadores en caso de aplicar esta medida?

Los trabajadores podrán solicitar la prestación por desempleo, si tienen un año, cotizado. Excepcionalmente, el gobierno aprobó el 17/03/20 un Decreto-Ley con medidas adicionales ante el estado de Alarma, debido al coronavirus. En él adopta medidas extraordinarias, entre otras, todas las personas trabajadoras afectadas por un ERTE podrán cobrar el paro aunque no tengan el número de días mínimo cotizado. Sin embargo, en caso de adoptar la reducción de jornada, el nuevo Real Decreto-Ley no especifica si tendrán derecho a prestación para compensar la reducción de salario. En la norma general indica que, en caso de reducción de jornada laboral, debe ser de entre un 10 y 70% y similar reducción del salario, ser acordada en el procedimiento y provocada por una de las causas establecidas, económicas, técnicas, organizativas o de producción.

¿Cuánto se cobra por desempleo en un ERTE?

El importe de la prestación por desempleo por un ERTE, durante los seis primeros meses será de un 70% de la base reguladora. A partir del séptimo mes será del 50%. La base reguladora sale del promedio de lo cotizado durante los últimos 180 días. Además, la prestación percibida no computará a efectos de consumir periodos máximos de percepción.

Los trabajadores con niños o personas mayores a su cargo, podrán solicitar adaptar su jornada laboral o la reducción de horas necesaria para conciliar el trabajo con la familia. Estas medidas estarán vigentes mientras dure la alarma sanitaria producida por el coronavirus. Cuando se trate de empresas de menos de 50 trabajadores quedan exentas del pago en las cuotas de la Seguridad Social y una bonificación del 75% en empresas con más de 50 empleados, siempre que mantengan su compromiso a mantener el empleo.

Trámites para trabajadores afectados por un ERTE

Los trabajadores de empresas que recurran a un ERTE para afrontar la crisis del coronavirus, no tienen que hacer nada. Será la empresa quién comunique al SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) los datos de los trabajadores incluidos en el ERTE y en menos de cinco días estarán incluidos en el servicio de prestación por desempleo. Automáticamente, a final de mes recibirá el importe correspondiente a sus circunstancias. El importe medio calculado por el Ministerio de Trabajo está en torno a 860€ al mes.

Siguiente artículo: Impuestos Aduaneros

error: ¡Este contenido está progegido!