¿Qué es la Tasa Tobin?

Seguramente has escuchado hablar sobre la tasa Tobin, pero ¿quién es este señor y por qué nos hace pagar una tasa? En realidad este nombre viene de un economista estadounidense llamado James Tobin, seguidor de la escuela Keynesiana, que propuso poner una tasa a las transacciones especulativas a corto plazo entre diferentes divisas. Es importante señalar el contexto histórico de su propuesta, porque en el año 1971 se había roto el acuerdo de Bretton Woods y con él la estabilidad entre las principales monedas del mundo.

 

Preocupado ante la incertidumbre que las fluctuaciones en el precio de las divisas podía causar en el comercio internacional, Tobin propuso agregar un impuesto, en forma de tasa, a la compra de monedas extranjeras. Tras Bretton Woods las monedas empezaron a fluctuar y estas diferencias de precio entre divisas eran aprovechadas, principalmente por grandes inversores obteniendo grandes beneficios rápidos. Sin embargo estas fluctuaciones suponían un gran problema para la economía real, ya que en el intercambio de productos entre países generaba inestabilidad en los precios. La principal consecuencia es una reducción en el comercio internacional.

imagen tasa tobin

Tasa Tobin: Desde la Idea Original Hasta la Actual

La idea de Tobin era generar estabilidad en el mercado de divisas y favorecer el comercio internacional por un lado y por otro favorecer a países con economías menos desarrolladas con el beneficio obtenido de la tasa, por eso también se la conoce como tasa Robin Hood. Sin embargo de la idea inicial solo se está aplicando el nombre, porque como él mismo ha manifestado, la tasa sobre transacciones de divisas se ha convertido en una tasa sobre transacciones financieras.

 

Con la crisis económica del 2008 empezaron a sonar algunas voces de economistas y organizaciones antiglobalización promulgando adoptar versiones de la tasa Tobin pero con el objetivo contrario al original; frenar el comercio internacional. Economistas como políticos intervencionistas han encontrado en la tasa Tobin un argumento para recaudar una ingente cantidad de dinero y financiar con él cierto tipo de políticas.

 

El debate sobre la conveniencia de aplicar tasas al comercio internacional sigue abierto. Las experiencias en países que lo han implementado como Suecia, dejan en evidencia las nocivas consecuencias de intervenir en el mercado, frenando el comercio a cambio de una escasa recaudación.

 

La Tasa Tobin en España

En España la Tasa Tobin entró en vigor el 18 de enero de 2021. La forma elegida por el legislador español es aplicar un sobrecoste en la compra/venta de acciones españolas. Estas transacciones con empresas españolas son gravadas con una tasa del 0.02% siempre en empresas con capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros.

 

Según prevén las estimaciones más optimistas, la recaudación anual de este impuesto supondrá un ingreso de 850 millones de euros a las arcas del estado. Sin embargo tanto entidades como economistas contrarios al intervencionismo, estiman desorbitada esa previsión.

 

En pocos años podremos juzgar el resultado, positivo o negativo, de aplicar una tasa Tobin. La reducción en el número de transacciones financieras, restando liquidez al mercado. Haciendo menos atractivo invertir en el mercado de empresas español, mermará una fuente de financiación fundamental para las empresas.

 

¿Qué es un ERTE?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *