Impuestos Indirectos

Para definir de manera sencilla qué son los impuestos indirectos podríamos delimitar como impuestos directos los que gravan los ingresos de una persona o empresa, mientras los impuestos indirectos los pagamos al comprar bienes o servicios. El principal por volumen de ingresos y más conocido es el IVA que va añadido a cada producto, pero no es el único.

imagen impuestos indirectos
Los impuestos indirectos gravan el consumo de bienes o servicios.

Principales impuestos indirectos

Aunque el IVA es el principal impuesto indirecto existen más form­as de recaudación para las administraciones. El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados o los impuestos especiales sobre el alcohol y tabaco, los impuestos locales como el IBI o el Impuesto sobre Actividades Económicas, son ejemplos de impuestos indirectos.

Al tratarse de un impuesto incluido en el precio de los artículos o servicios, no somos conscientes de estar pagándolo, pero en la mayoría de compras que realizamos en la actualidad en España, el 21% de lo que pagamos son impuestos. Estos impuestos se les considera como igualitarios porque lo deben pagar todos independientemente de sus ingresos o situación personal. Se entiende que una persona con mayores ingresos también consumirá más y por lo tanto, pagará más impuestos.

Según la normativa europea, los gravámenes indirectos especiales, no solo tienen una finalidad recaudatoria porque además pretender tener una función disuasoria en el consumo de productos como el alcohol, tabaco o carburantes.

Impuesto del IVA

Bajo este gravamen se recaudó en España durante el año 2018 la suma de 70.177 millones de euros. Deben pagarlo todos los clientes cada vez que hacen una compra o contratan un servicio profesional. Existen productos y servicios exentos, como organizaciones sin ánimo de lucro, todos los seguros o entidades de ahorro, federaciones deportivas o actividades relacionadas con la salud.

Con la intención de distinguir en productos de primera necesidad con el resto, existen 3 tipos de IVA aplicables. Los productos y servicios más corrientes tienen un sobre cargo del 21% (tipo general), para la mayorí­a de productos de alimentación y sanitarios se les aplica el 10% (reducido), y para productos considerados de primera necesidad, como pan, leche o medicamentos humanos se les aplica el 4% (tipo superreducido)

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Cuando se produce una venta entre particulares de una propiedad de segunda mano, no aplica el IVA. En este caso la venta se grava mediante el Impuesto de Transmisiones. La venta de viviendas y automóviles de segunda mano figuran bajo este impuesto. La gestión está cedida a las Comunidades Autónomas y en cada una aplican unos porcentajes que van desde el 6% hasta el 10%.

Actos Jurídicos Documentados

En los actos jurídicos públicos para la formalización de la compra o venta de una propiedad o empresa, el adquiriente deberá abonar este impuesto. Generalmente mediante actos notariales.

Impuestos especiales indirectos

Este tipo de impuestos especiales indirectos grava productos fabricados o importados dentro de la UE. Básicamente se trata de:

  • Tabaco: labores del tabaco
  • Bebidas alcohólicas: con un porcentaje dependiendo de los grados de alcohol volumétricos
  • Electricidad: La generación de energía eléctrica según la repercusión medioambiental
  • Hidrocarburos: Según las características medioambientales, gasóleo, gasolina, fuel y similares.
  • Carbón: Venta y consumo, al ser altamente contaminante.

En esta categoría entra el impuesto de matriculación de vehículos para el transporte de personas o mercancías. Se aplican diferentes porcentajes según el CO2 que emiten al medio ambiente.

Impuestos locales indirectos

En el ámbito local los impuestos indirectos son la principal fuente de ingresos para los municipios. Dentro de la ley marco del estado, cada localidad tiene la potestad para aplicar la cuantía impositiva necesaria para el mantenimiento de los servicios.

IBI o Impuesto sobre Bienes Inmuebles, para los propietarios de viviendas, locales, plazas de garaje o fincas (con algunas excepciones). La base imponible se irá actualizando periódicamente según el valor en el catastro.
Impuesto de Circulación o Impuesto sobre vehículos de Tracción Mecánica. En este caso grava la circulación de vehículos a motor. La cuota asciende según la potencia y tipo de combustible.
IAE o Impuesto sobre Actividades Económicas, es un impuesto para empresas y trabajadores autónomos adscritos a una Sociedad Civil o Comunidad de Bienes.

Siguiente artículo: Impuesto del IVA